Blogia
Asociación de Scouts y Guías Adultos de Extremadura

Exploradores de Ceclavin

Exploradores de Ceclavin Hemos encontrado en la web de Ceclavin  , realizada por  Ceclavín ® , un artículo, extraido del material aportado por ASDE - Scouts de Extremadura a esta entidad, sobre la tropa que existió a principio de siglo en la población.
De esta tropa se conserva una foto en la cual aparecen todos los miembros de la agrupación, de la que se hizo entrega una copia enmarcada por parte de la Oficina Federal de ASDE a la asociación extremeña.
Copiamos a continuación el texto íntegro, dada la curiosidad del mismo:

Los Exploradores de España en Ceclavín, de excursión al pueblo de Cachorrilla

El día 28 del pasado mes, a las ocho y media de la mañana, desfilaban al vibrar de sus cornetas y al redoble marcial de sus tambores, los valientes exploradores ceclavineros. Sus pechos van llenos de entusiasmo, su entendimiento de bellos ideales y su corazón repleto de amor hacia la santa bandera, que marcha al frente para darles bríos cuando sientan la falta producida por el largo y abrupto camino que tienen que recorrer hasta llegar al término de su excursión, que es el inmediato pueblo de Cachorrilla, distante 14 kilómetros

Van a Cachorrilla de excursión, y a pesar de los rigores del frió de la mañana y del mal camino que tienen que andar, no ha faltado nadie a la excursión, son decididos y valientes, por eso al desfilar por las calles, sus paisanos entusiasmados les aclaman.

A un kilómetro del pueblo objeto de la excursión hicimos alto, siendo recibidos por los niños de las escuelas y gran parte del pueblo a cuyo frente se encontraban: don Julián Clemente, párroco, don Aniceto Claros, maestro nacional; don Víctor Macias, juez municipal; don Francisco Delgado, secretario del juzgado y otras muchas personas que siento no recordar.

A los acordes de nuestra banda de cornetas y tambores y entre un hormiguero humano, que con loco frenesí nos aclamaba, recorrimos el trayecto hasta la iglesia parroquial.

Fue tal recibimiento uno de esos que suelen dejar huella profundas en la memoria por lo grato y espontáneo.

Eran los deseos de los simpáticos cachorrillanos el que fuéramos a oír la santa misa a su parroquia, así es que contando con la benevolencia del reverendo párroco, decidimos ir a oírla a Cachorrilla. Desde el altar mayor y después de haber dicho la santa misa, nos saludo, en representación del pueblo, su culto párroco, quien acredito la fama merecidísima de orador, alentándonos a preservar en nuestra empresa de redención del mañana por sano amor a Dios y a la Patria.

Terminados estos actos, nos dirigimos al Ayuntamiento, pues aunque ya habíamos notado en las representaciones que salieron a esperarnos la falta de esta corporación, siempre creímos que había de estar esperándonos en su Sala Capitular y en esta confianza nos dirigimos al Ayuntamiento con ánimo de izar en sus balcones la sagrada enseña de la Patria, pero cuál no sería nuestra dolorosa impresión al ver el Ayuntamiento cerrado.

Lamentamos desde el fondo de nuestra alma que la única nota discordante en esta obra de acendrado amor a España la haya dado el Ayuntamiento con su falta de asistencia, pues como las primeras autoridades que son han debido también ser las primeras en enseñar con el ejemplo este sacrosanto culto sembrando así en el alma de sus adolescentes esta bendita semilla de amor patrio, única capaz de formar el alma española que actualmente parece anulada, debilitada o por lo menos dormida.. En vista de estar cerrado el Ayuntamiento, el digno juez municipal que ya desde el momento de nuestra llegada al pueblo había demostrado gran entusiasmo por nuestra institución, nos ofreció el balcón del Juzgado para izar la sagrada enseña y entre el himno de la institución y atronadores vivas a España y Cachorrilla lo efectué.

En el Juzgado el espectáculo, para nosotros desconocido, de que la demanda de alojados excedía en mucho a la posibilidad de ellos.

Allí vimos ir a recoger los suyos a don José Muertas, don Damián Gutierrez, don Cándido Pedrazo y otras muchas personas de distinción, cuyos nombres es imposible retener por su gran número.

A mí me correspondió el honor de ser recibido en la espléndida mansión del reverendo párroco en unión del subinstructor Núñez y de los exploradores del rió y Núñez, y a fe que en nuestras propias casas no es posible que nos hubiesen tratado con más cariño que allí fuimos.

Tenga la seguridad la familia del reverendo párroco que recuerdo perdurará siempre en nuestra mente como modelo de hidalguía.

Después de comer fuimos invitados a tomar café en el casino, en el que se hallaban reunidos gran número de socios: allí explicó el infatigable propagandista de nuestra institución y culto maestro nacional de una de las Escuelas de este pueblo, don Clodoaldo Rodríguez, la 'finalidad nalidad del escultismo y la necesidad de éste como poderoso medio en la educación de la juventud'.

En el casino tuvimos el honor de saludar al médico de la localidad don José Huertas, prototipo del caballero bondadoso y amable, quien animado de gran entusiasmo por nuestra institución, nos prometió cooperar con el maestro y el párroco, ya interesados, para crear en el pueblo una patrulla de exploradores de España, estando dispuesto a costearle los equipos si necesario fuere.

Llegó, con gran sentimiento nuestro, la flora de partida de Cachorrilla. A las tres de la tarde, formada la tropa ante el Juzgado municipal arrié la sagrada enseña de la Patria con todas las formalidades del acto y en correcta formación nos dirigimos a la plaza del pueblo, donde desfilamos en columna de a cuatro ante las autoridades, tomando enseguida el camino de Ceclavín.

La despedida con que nos honraron fue idéntica al recibimiento; llegamos a Ceclavín de noche y a pesar del cansancio del viaje, formada la tropa en correcta formación, desfiló a los acordes de nuestra banda hasta el local social.

No queremos cerrar estas cuartillas sin hacer constar al pueblo de Cachorrilla, y especialmente a los señores Clemente, Huertas, Claros, Macias, Delgado y Pedraza, nuestra gratitud por la simpática y franca acogida que nos dispensaron, y sus no interrumpidas atenciones durante nuestra estancia entre ellos. Dios quiera que nuestra excursión sea fructífera.

El jefe de la tropa, Perfecto Sánchez Bustamante
(1917)

- El Noticiero -


Esperamos poder recuperar información de estos grupos scouts que, aunque desaparecidos ya, dejaron una impronta clara en las poblaciones donde exisitieron.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Ceclavín ® -

En este mensaje empiezan diciendo:

"Hemos encontrado en la Web del Ayuntamiento de Ceclavín un artículo,..."

El AYUNTAMIENTO de Ceclavín, por desgracia no tiene una página Web, y yo como administrador de la que usted hace referencia, le tengo que indicar que corrija el texto de ese enlace, puesto que ha escrito que es una página del AYUNTAMIENTO de ceclavín, y no es así, simplemente es una página de ceclavín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres